Presentacion

Lupón está en todas partes. El Lupón no está en ninguna parte. El Lupón está en el corazón de nuestra ciudad. El Lupón es ficción, y al mismo tiempo es más real que lo real. El Lupón es una verdad piadosa en las voces y visiones del imaginario mexicalense, el correveidile que la gente construyó con el personaje, con la idea, con la leyenda de un sujeto que se dedicó, simplemente, a alivianar raza. El Lupón es un desenfadado altar frente al cerco fronterizo de la Avenida Colón y en zonas circunvecinas, una estatuilla que circula entre sus fieles, una plegaria, una canción, un baile, una colección de relatos orales en la conciencia colectiva de nuestra ciudad. El Lupón es el santo de los migrantes. El Lupón atraviesa fronteras y sentidos, y al mismo tiempo, es la fiel representación de la solidaridad de los pueblos. En su mirada y en su pose encontramos todo, la misión de un ser humano demasiado humano. Como todos los de por estas arenas, la mirada del Lupón está siempre fija en el horizonte, fija en su intención, fija en su parquedad, fija en sus silencios. El Lupón es un proyecto artístico y un proyecto de rescate antropológico-cultural. El Lupón una vez me dio un abrazo y me dijo que no había bronca, que todo iba a estar bien, que no me preocupara por nada. El Lupón es la plegaria visual de los no nombrados, los anónimos, los sin voz. Podemos imaginar a cientos de miles de Lupones, rastreando las tierras californianas, en busca de un héroe. El Lupón es un artefacto de la mitopoética mexicalense, rescatado amorosamente por un Ismael Castro, artista multidisciplinario que encontró en el personaje un sentido y una necesidad: la necesidad que tienen los pueblos para consolarse en las figuras altruistas y en los pequeños héroes cotidianos. El Lupón es el espejo crítico de todos los santos, lo cual brinda al personaje un estatus mucho más elevado que el de cualquier otro mito urbano-rural: es un santo que se esfuerza por existir, a pesar de que muchos niegan su existencia. Esto lo convierte en una audacia mayor de nuestra cultura: El Lupón concede los milagros que se confeccionan y al mismo tiempo se cumplen sólo en tu imaginación.

Alejandro Espinoza

Anuncios